Ley de Seguridad Nacional de España tiene por objeto regular los principios básicos, órganos superiores y autoridades



Ley de Seguridad Nacional tiene por objeto regular los principios básicos, órganos superiores y autoridades y los componentes fundamentales de la Seguridad Nacional; el Sistema de Seguridad Nacional, su dirección, organización y coordinación; la gestión de crisis y la contribución de recursos a la Seguridad Nacional. 


El campo de la Seguridad Nacional aparece como un espacio de actuación pública enfocado a la armonización de objetivos, recursos y políticas ya existentes en materia de seguridad. El esfuerzo de integración necesario reviste tanta mayor importancia cuanto que la Seguridad Nacional debe ser considerada un objetivo compartido por las diferentes Administraciones, estatal, autonómica y local, los órganos constitucionales, en especial las Cortes Generales, el sector privado y la sociedad civil, dentro de los proyectos de las organizaciones internacionales de las que formamos parte.
La realidad demuestra que los desafíos para la Seguridad Nacional que afectan a la sociedad revisten en ocasiones una elevada complejidad, que desborda las fronteras de categorías tradicionales como la defensa, la seguridad pública, la acción exterior y la inteligencia, así como de otras más recientemente incorporadas a la preocupación por la seguridad, como el medio ambiente, la energía, los transportes, el ciberespacio y la estabilidad económica.


La dimensión que adquieren ciertos riesgos y amenazas, su acusada transversalidad, o la combinación de estos rasgos con su naturaleza abierta e incierta, como sucede en las situaciones de interés para la Seguridad Nacional que define esta Ley, son factores que indican claramente que toda respuesta que implique a los distintos agentes e instrumentos de la Seguridad Nacional se verá reforzada y resultará más eficiente si se realiza de forma coordinada
El superior interés nacional requiere mejorar la coordinación de las diferentes Administraciones Públicas, buscando marcos de prevención y respuesta que ayuden a resolver los problemas que plantea una actuación compartimentada, organizando a diversos niveles y de manera integral, la acción coordinada de los agentes e instrumentos al servicio de la Seguridad Nacional.



Esta ley se dicta con el propósito de responder a esta demanda, que viene siendo expresada por los agentes de la Seguridad Nacional integrados en las Administraciones Públicas, por el sector privado y por la sociedad en general. No afecta a la regulación de los distintos agentes e instrumentos que ya son objeto de normas sectoriales específicas, sino que facilita su inserción armónica en el esquema de organización general, establecido por la Estrategia de Seguridad Nacional, de 31 de mayo de 2013, bajo la denominación de Sistema de Seguridad Nacional, y liderado por el Presidente del Gobierno.

La Ley se estructura en cinco títulos. En el título preliminar, además de las disposiciones relativas a su objeto y ámbito, la ley establece las definiciones y principios generales que inspiran el concepto de Seguridad Nacional como Política de Estado, la Cultura de Seguridad Nacional, la cooperación con las Comunidades Autónomas, la colaboración privada, los componentes fundamentales, así como los ámbitos de especial interés y sus obligaciones.

En el título I se detallan cuáles son los órganos competentes de la Seguridad Nacional y qué competencias se les asignan en esta materia. Por su parte, el título II se dedica a la creación y definición del Sistema de Seguridad Nacional y del Consejo de Seguridad Nacional, sus funciones y organización.
El título III regula la gestión de crisis, como marco general de funcionamiento del Sistema de Seguridad Nacional, y establece definiciones y competencias en dicha materia. La regulación de la situación de interés para la Seguridad Nacional prevé que no se ejerzan en ella las potestades propias de los estados de alarma y de excepción, de modo que si ello fuere necesario habría que proceder a su declaración y al sometimiento a su normativa específica.

Por último, el título IV regula la contribución de recursos a la Seguridad Nacional, que remite a una nueva ley a desarrollar.
La parte final de la ley incluye cuatro disposiciones adicionales sobre coordinación con instrumentos internacionales de gestión de crisis, homologación de instrumentos de gestión de crisis y comunicación pública respectivamente; una disposición transitoria relativa a la actividad de los Comités Especializados existentes a la entrada en vigor de esta ley; y cuatro disposiciones finales, que regulan los títulos competenciales, el desarrollo reglamentario, el mandato legislativo y la entrada en vigor.




Es una normativa que faculta directamente al presidente del Gobierno, vía real decreto, para decretar una «situación de interés para la seguridad nacional» y organizar una estructura que garantice «la defensa de España y sus principios y valores constitucionales».
El Ejecutivo tiene sobre la mesa esta herramienta, como alternativa a una posible aplicación del artículo 155 de la Constitución, que genera más contestación política incluso entre los partidos constitucionalistas. Desde las filas socialistas, su portavoz parlamentaria, Margarita Robles, ya se mostró el pasado jueves contraria a apoyar una resolución en esta línea por parte el Ejecutivo, ante esta perspectiva y vistas sobre la mesa todas las opciones para frenar el desafío catalán si sus responsables decidieran llevarlo a sus últimas consecuencias, la Ley de Seguridad Nacional está cobrando mucha fuerza como primera opción para el Gobierno.
Primero, porque fue creada por consenso entre los dos grandes partidos en una fecha tan reciente como septiembre de 2015 (fue publicada en el BOE el día 29 de ese mes), con lo que en principio se evitaría un cisma político relevante. La ley fue fruto de un gran acuerdo entre populares y socialistas en la última legislatura útil. Un proyecto del Gobierno que fue enmendado a fondo por el PSOE.
En segundo lugar, el texto fue pensado precisamente para hacer frente a una situación que ponga en riesgo el orden constitucional.
Durante las últimas semanas se han producido varias reuniones entre responsables de La Moncloa y del Ministerio del Interior en las que se ha estudiado la viabilidad de esta opción. Si finalmente el Gobierno se decantara por ella, el momento de aplicar la Ley de Seguridad sería cuando se dieran pasos decisivos y por escrito hacia una convocatoria del referéndum del 1-O, según apuntan fuentes cercanas al Ejecutivo.
El texto pactado en 2015 entre populares y socialistas es claro: «Se entenderá por seguridad nacional la acción del Estado dirigida a proteger la libertad, los derechos y bienestar de los ciudadanos».
La ley establece una fase inferior a la declaración del estado de alarma o de excepción: la «situación de interés para la seguridad nacional». Se tratan todas ellas de momentos críticos en los que el Gobierno amplía sus facultades para hacer frente a alguna amenaza.
En el caso de la Ley de Seguridad, se contempla que el jefe del Ejecutivo asuma una serie de funciones para poder dar órdenes en todos los ámbitos de la Administración, incluyendo todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
En el artículo 24 de la norma se establece primero que «la situación de interés para la seguridad nacional se declarará por el presidente del Gobierno mediante real decreto». Esto supone una diferencia importante frente al artículo 155 de la Constitución, cuya aplicación requiere un trámite parlamentario.

"Situación de interés para la seguridad nacional"

La declaración de esta «situación de interés para la seguridad nacional» debe incluir «la definición de la crisis», «el ámbito geográfico del territorio afectado» y «la duración y, en su caso, posible prórroga».
Asimismo, contempla la posibilidad del «nombramiento de una autoridad funcional», en cuyo caso se deben «determinar sus competencias para dirigir y coordinar las actuaciones que procedan».
Igualmente, se deben determinar «los recursos humanos y materiales necesarios para afrontar la situación de interés para la seguridad nacional, previstos en los correspondientes planes de preparación y disposición de recursos, así como otros recursos adicionales que se requieran en cada caso» application/pdfLey de Seguridad Nacional
¡Consultoria de seguridad siseguridad.es cumple 3 años hoy! Siseguridad Guatemala @careonsafety Apostando por la ‪#‎ReformaJusticiagt‬ ‪#‎Guatemala‬ ‪#‎anticorrupción‬ ‪#‎contraimpunidad‬ ‪#‎CICIG‬ ‪#‎MACCIH‬ ‪#‎HONDURAS‬ http://www.segurpricat.com & @juliansafetyGuatemala http://www.facebook.com/siseguridad.com.es … Solidaridad internacional con los jueces guatemaltecos amenazados http://www.segurpricat.com vía @segurpricat ‪#‎EstamosConElJuez‬ ‪#‎CIACS‬

Quienes somos?











  • ¿Quienes
    Somos?
    PDF Print E-mail
    Somos un grupo de profesionales de la seguridad privada con titulación universitaria además de proactivos muy implicados en el servicio de seguridad a la Empresa que hemos sido avalados y acreditados por el Ministerio de Interior por su Dirección General de la Policía y de la Guardia civil como Directores de Seguridad.

    Hemos obtenido dicho reconocimiento P.D. (orden 3873/2007) del Comisario General de la seguridad ciudadana pero además sumado a la misma la experiencia que disponemos de años en seguridad privada  a través de nuestra labor con numerosos clientes satisfechos en diferentes empresas de seguridad, nos consideramos  garantes  para conseguir facilitarles un servicio de seguridad integral que responda a sus expectativas.

    Ofrecemos ayudar y facilitar a nuestros clientes un servicio de seguridad integral en seguridad privada potenciando unos principios y  valores éticos de conducta con una planificación organizada y gestionada para la excelencia en el análisis como la evaluación de los riesgos, destacándonos por los resultados por el compromiso y implicación que transmitimos.

    PRINCIPIOS Y VALORES ETICOS

    Dentro del marco de nuestros  principios y valores se encuentra el compromiso de confidencialidad y de cumplimiento de nuestros acuerdos, con respeto y educación hacia quienes confían en nosotros, nos proponemos  una comunicación permanente  desarrollando todas nuestras habilidades y competencia para la excelencia de nuestros servicios de consultoría y formación en seguridad privada corporativa, con soluciones eficientes.

    Comentarios

    1. La Ley de #Seguridad Nacional de #España puede ser utilizada para enfrentarse al #separatismo http://www.siseguridad.com.es/2016/05/consultoria-de-seguridad-siseguridades.html?spref=tw #Estadodederecho

      ResponderEliminar

    Publicar un comentario

    Entradas populares de este blog

    Contratación de vigilantes de seguridad habilitados para la prestación de servicios de seguridad en fiestas locales: de carnavales, fiestas patronales y otros eventos

    El GREIM y del Servicio Aéreo de la Guardia Civil rescata a un barranquista tras sufrir un accidente en Cazorla (Jaén)

    Nueva estructura de la Policía Nacional y de la Guardia Civil para afrontar con mayor eficacia los nuevos retos de seguridad