Dos vigilantes de seguridad habilitados del Metropolitano de la ciudad Bilbao Vizcaya sufrieron ayer una brutal agresión

Bilbao - Dos vigilantes de seguridad del Metro Bilbao sufrieron ayer una brutal agresión por parte de un grupo de entre ocho y diez personas que, aprovechando un incidente en el que estaban mediando los dos trabajadores, les apalearon sin mediar ninguna discusión previa. Los hechos tuvieron lugar en la estación de San Mamés alrededor de las 7.20 horas y los dos vigilantes tuvieron que ser atendidos en la Mutua con lesiones, principalmente, en la cabeza, en la cara -con algún labio partido- y en los brazos -uno de los empleados terminó con una mano inmovilizada-. No obstante, y aunque los dos estaban muy magullados, las lesiones no revistieron gravedad, por lo que ambos regresaron a sus domicilios. 

Desde este pagina condenamos rotundamente las agresiones sufridas por nuestros compañeros personal de segurida privada en la mañana de ayer día 25 de diciembre 2016 en la estación Metro de San Mames.
Es totalmente inadmisible que los garantes de nuestra seguridad sean maltratados y agredidos una y otra vez, sin que a los responsables de esos hechos, unos sinvergüenzas sin escrúpulos, se les castigue con unas duras penas.
Además, como ya se ha reclamado en anteriores ocasiones, los trabajadores han de tener unas garantías mínimas a la hora de realizar su trabajo. Han de ser reforzados con más recursos tanto las franjas horarias como las estaciones de mayor riesgo.
Los trabajadores han de tener unos medios de protección y defensa actualizados, acordes a cada situación para que puedan hacer frente a esas situaciones extremas con las máximas garantías.
La excusa siempre es el “coste”, bien sea por el racaneo en el número de recursos a utilizar o por el alto coste de los equipos de protección, para nosotros es sólo eso… una excusa, poner precio a lo que no tiene precio, la integridad y las vidas de los trabajadores.
Esperamos la pronta recuperación de T. y A., poniéndonos a su entera disposición así como de la representación de los trabajadores de Prosegur para aunar fuerzas en todas aquellas acciones que sean necesarias.

Según ha podido saber DEIA, los hechos comenzaron cuando a las 7.20 horas una pareja salía del suburbano discutiendo y, una vez pasada la canceladora, se dirigían hacia la salida de Luis Briñas. En un momento dado y con la pareja todavía en el rellano de la estación, el chico comenzó a golpear el mobiliario del metro, dando patadas a las máquinas canceladoras. Fue en ese momento cuando los dos vigilantes de seguridad se dirigieron a la pareja para pedir al chico que se calmara. Comenzando así una discusión verbal entre los tres hombres.
En un momento dado, y al parecer sin mediar una palabra, un grupo de entre ocho y diez personas, según los testigos, subió del andén -se desconoce si llegaban en el metro o si por el contrario, estaban en el andén esperando la llegada de alguna unidad- y saltando las máquinas canceladoras sin validar sus billetes comenzaron a golpear con patadas y puñetazos a los dos vigilantes, que apenas pudieron defenderse ante la lluvia de golpes que les estaba cayendo. Según el relato realizado a DEIA, los golpes propinados a los trabajadores de seguridad se dirigieron principalmente a la cabeza.

Fruto de la agresión, los empleados presentaban diversas contusiones en el cuerpo, así como un labio partido y los dedos de la mano lesionados hasta el punto de que necesitaron ser inmovilizados. Una vez consumada la agresión, el grupo abandonó el suburbano en dirección a la calle Luis Briñas.
Investigación Fuentes de Metro Bilbao confirmaron ayer la agresión a DEIA y comunicaron que ya se ha presentado la correspondiente denuncia en la comisaría de la Ertzaintza de Bilbao. Asimismo, afirmaron desconocer los detalles de la agresión, a excepción del relato realizado por los propios trabajadores.
En este sentido, activado el protocolo de Metro Bilbao ante las agresiones a su personal, se ha puesto a disposición de la Ertzaintza las grabaciones de las cámaras de la estación de la mañana de ayer para determinar con exactitud qué pasó y cómo fue el altercado. También falta por determinar si el grupo que apaleó a los dos vigilantes de seguridad está relacionado con la pareja que previamente había estado discutiendo y que provocó la intervención en primera instancia de los dos trabajadores agredidos. “Tenemos que saber si el grupo está relacionado con la pareja, si viajaban en la misma unidad que ella o si estaban ya en el andén esperando al metro”, determinaron las fuentes del suburbano.
Cuatro vigilantes de seguridad habilitados por el Ministerio de Interior del metro resultaron heridos durante la madrugada del pasado domingo al ser agredidos en la estación de Santurtzi por un grupo de siete jóvenes que celebraba los carnavales. El incidente se produjo sobre las doce y media de la noche. 

Una supervisora del suburbano advirtió hasta cuatro veces a una pareja de que no se podía comer en el andén. Los jóvenes a los que llamaron la atención se empezaron a poner agresivos y la mujer llegó a empujar a la empleada del metro.
Para entonces, los vigilantes de seguridad de la empresa Prosegur habían sido alertados de lo que ocurría. Además de los dos destinados a la estación de Santurtzi, se encontraban un tercero, responsable de equipo de la zona entre Cruces y Cabieces, y una cuarta compañera de las que suelen viajar en los trenes. En ese momento, una cuadrilla de jóvenes que se encontraba en el andén de la estación «se unió a la gresca» y «empezó a dar mamporrazos» a los cuatro vigilantes, según indican desde la sección sindical de Cispe del personal de seguridad: Vigilantes de seguridad habilitados en Prosegur. Patadas y puñetazos por parte de los siete «sinvergüenzas» que terminaron con los empleados de seguridad lesionados. Los cuatro fueron a la mutua y permanecen de baja, según la misma fuente. La vigilante sufrió la fractura de un dedo de una mano.

Desde el sindicato de trabajadores de perosnal de seguridad Cispe no dan crédito a que el número de efectivos fuera sólo de dos «en una fecha tan señalada, en la que pueden pasar por la estación de Santurtzi hasta 6.000 personas». «La responsabilidad está claramente compartida tanto por Metro Bilbao por no solicitar más efectivos y por la propia Prosegur, por no instar a su cliente a tener un mínimo de efectivos».
Metro Bilbao considera que dos vigilantes es un número «suficiente» y advierte de que en carnavales, tanto de Bilbao, como Algorta, Sestao y Santurtzi, se intensifica siempre el servicio de metro y también la vigilancia. Además, aseguran que tras el altercado se presentaron en el lugar otros cinco empleados de seguridad, por lo que el número total era de cinco. Recuerdan desde el suburbano que no hubo ningún otro incidente y que tampoco el año pasado se registraron problemas.


Antecedentes
Según los datos de el sindicato Cispe, en 2014 acontecieron una veintena de agresiones hacia el personal de seguridad del suburbano y casi una decena hacia empleados propios de Metro Bilbao. En lo que va de 2015, se contabilizan ocho agresiones contra vigilantes y tres contra integrantes de la plantilla del suburbano. Cispe cree que muchas de estas agresiones «se deben en parte a la falta de personal, no sólo en horario nocturno, sino en el diurno, en el que los vigilantes de seguridad patrullan solos por estaciones y trenes».

Comentarios

Entradas populares de este blog

El deber de autoprotección del empresario hacia sus trabajadores en situaciones de emergencia. Prevención de Riesgos Laborales Segurpricat Siseguridad

PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES Video de la Consultoria de formación de #seguridad y #autoprotección integral

Imágenes de atentado en el metro de San Petersburgo #Rusia Manual de Autoprotección Integral de Personas –MAIP- para empleados de las empresas privadas y públicas.